Algodón orgánico

El algodón orgánico centra su cultivo en el bajo impacto medioambiental, reduciendo a cero el uso de fertilizantes y pesticidas tóxicos.
Protege la fertilidad de los suelos mediante la rotación de cultivos, lo que favorece la generación de materia orgánica aportando nutrientes de manera natural. De esta forma se aprovecha la humedad de la tierra logrando así un ahorro en el uso de agua.

Estas buenas prácticas agrícolas dan como resultado un algodón sano y fuerte, que impacta directamente en la durabilidad y resistencia de nuestros productos.
Además de sus beneficios ecológicos, el uso de algodón orgánico certificado también cuida de las personas que participan en el proceso de producción, garantizando que todos los productos han sido producidos en condiciones humanas y que permiten una vida digna.

Mostrando todos los resultados 10